domingo, enero 06, 2013

Agrupaciones, equidad y exelencia


Las agrupaciones son un buen indicador del grado de madurez pedagógica y de inclusión de los centros educativos. En la distribución de los niños, los centros se retratan.

No hay nada mejor que mezclar a todos con todos para crear una auténtica comunidad de aprendizaje, sin distinguir ni agrupar de forma sistemática y clasificadora a los alumnos. Cualquier compañero es bueno para trabajar y aprender, ayudar y ser ayudado son papeles intercambiables. Y no solamente son intercambiables, son papeles exigibles a todos.

Hay que personalizar el aprendizaje en grupos heterogéneos. Eso es la equidad y la excelencia.

No es fácil, pero, seguramente, es lo correcto.


Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger César Javier Pizano sanabria said...

En efecto educar con y en equidad me parece que es el primer gran paso para lograr un verdadero cambio en la educación. La equidad es sin duda un valor que debiera ser practicado en todos los ámbitos: laboral, personal, social y por supuesto en el educativo.
Se habla mucho de equidad de género, que es cierto es una de las asignaturas pendientes, y seguro debemos empezar por ella, pero la inequidad en el ámbito educativo no solo es de género, podemos enumerar muchas, entre ellas: de recursos, tanto económicos como académicos, de atención por parte de padres y profesores, de capacidades y necesidades, en fin hay muchas formas de practicar la inequidad.
Si se educa con y en equidad, se estará avanzando hacia una educación más justa y que brinde los mismos recursos a todos los estudiantes, pero debemos recordar que esa educación en equidad debe darse desde los hogares, repartiendo tareas, recursos y atenciones de forma equitativa sin etiquetas de ningún tipo para que esto pueda ser trasladado a las escuelas, ya que muchas de las veces, el problema para formar a un niño con los valores apropiados, está en los padres que tienen ya establecidas una serie de etiquetas que se han encargado de transferir a los hijos, esto no quiere decir que no puedan inculcarse nuevos valores a los niños, pero hay padres que se oponen a esto y que en lugar de ser un apoyo en la educación de sus hijo, se convierten en un lastre. Y qué decir de los profesores tan renuentes al cambio tanto apegados a la comodidad de la etiquetas, a las filas de los burros y de los aplicados, a atender a quien no necesita atención porque es más fácil hacerlo y desentenderse de quién si la necesita porque implica retos, trabajo y asumir compromisos que no está dispuesto a asumir.
Para educar en equidad se deben asumir compromisos para con los educandos y para con uno mismo, se debe hacer conciencia de que la materia prima a la que se educa son seres humanos y que gran parte de lo que será su vida dependerá de la educación que les proporcionemos, entonces lo menos que podemos hacer es brindarles a todos los mismos recursos y oportunidades, educar con y en equidad.
La equidad en la educación abre el camino hacia una educación incluyente e integral, es sin duda el mejor camino para lograr la excelencia educativa para homogeneizar la educación hacia arriba y sacarla del estado en que se encuentra donde solo unos cuantos logran una educación de excelencia y no gracias al sistema, sino a esfuerzos personales y porque tuvieron la fortuna de encontrarse con las personas adecuadas en su camino por lo menos hasta tener las bases para enfrentar cualquier circunstancia.

abril 26, 2013    

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home