domingo, junio 30, 2019

Conocimientos previos

Ausubel consideraba los conocimientos previos el aspecto más importante a tener en cuenta para promover el aprendizaje. Pero los conocimientos previos no son "las cosas" que ya sabemos, son mucho más. En primer lugar, porque los conocimientos no son cosas. Para decirlo a la moda, los conocimientos previos son saberes, capacidades, habilidades, competencias, actitudes, hábitos, valores, proyectos, motivaciones, etc. Como diría el poeta: los conocimientos previos somos nosotros ...



El docente parte de las representaciones del alumno con el fin de encaminarlo mejor hacia lo desconocido, no para limitarse a ellos. Ponerse al alcance de los aprendices no es ponerse a su nivel. Al contrario, es hacer posible la articulación, siempre compleja, entre lo que sabe y lo que queremos que aprenda. Nada que ver con rebajar niveles, entronizar los deseos de un niño-rey o ahorrarle ningún aprendizaje que consideramos necesario.

Los conocimientos previos sólo son el punto de apoyo para aprender: el principio del camino, nunca el final.

sábado, junio 01, 2019

Se aprende haciendo, pero haciendo con el pensamiento

Las aportaciones de las didácticas modernas, los clásicos de la pedagogía contemporánea deben leerse en clave cognitiva. La actual moda del learning by doing debe leerse desde el punto de vista cognitivo. Al igual que el tema de las intel·inteligencia múltiples, que serán múltiples ... pero son intel·inteligencia.

Se aprende a través de las experiencias, pero el aprendizaje no es adiestramiento. Hay reflexión sobre el aprendizaje, hay transferencia de los aprendizajes, etc. Los alumnos activos no son alumnos que se mueven, son alumnos que piensan.



Sabemos que hay que hacer cosas, sabemos que hay interacción positiva con los demás, sabemos que hay que crear situaciones de negociación de los significados, sabemos que se necesitan momentos de introspección ... Todo esto son buenos recursos para conseguir "mover la cabeza", por a favorecer esta "reconstrucción del pensamiento". Pero no nos confundamos: la actividad o la pasividad están "en la cabeza" del aprendiz. Leer comprensivamente, escuchar atentamente o escribir creativamente son tareas de una gran actividad mental aunque no se visualicen en movimiento o participación.